EL REFLEJO TÓNICO LABERÍNTICO:

 

Este reflejo se provoca por el movimiento de la cabeza hacia delante o hacia atrás, por encima y por debajo del nivel de la columna. Podemos así distinguir entre reflejo tónico laberíntico anterior (RTL anterior) y reflejos tónico laberíntico posterior (RTL posterior).

·       RTL anterior: si en decúbito prono la cabeza pasa por encima de la línea de la columna esto provoca en el bebé la flexión de los brazos y de las piernas.

·       RTL posterior: si en decúbito prono la cabeza cuelga por debajo de la línea de la columna se produce una extensión de los brazos y las piernas.

Este reflejo ejerce una influencia sobre el tono muscular del cuerpo, asi como el equilibrio, la propiocepción y el sistema vestibular.

Si este reflejo no está integrado habrá problemas como:

·       RTL anterior:

o      Mala postura, encorvado

o      Poco tono muscular

o      Poco equilibrio

o      Poco sentido del espacio….

·       RTL posterior.

o      Malas posturas, a veces andan de puntillas

o      Mala coordinación y equilibrio

o      Tensión muscular

o      Poco equilibrio

o      Dificultad en la percepción visual y espacial.

 

EL REFLEJO TÓNICO SIMÉTRICO CERVICAL

 

Cuando el bebé se coloca a cuatro patas, la flexión de la cabeza hacia delante provoca que los brazos se flexionen y  que las piernas se estiren. Y si la cabeza va hacia atrás provoca la posición contraria, los brazos se extienden y las piernas se flexionan.

Este reflejo en realidad no pertenece ni a los reflejos primarios ni a los posturales, pues no está presente en el nacimiento y no debería permanecer para el resto de la vida.

Este reflejo es importante para aprender a utilizar las dos  mitades del cuerpo, superior e inferior de forma independiente.

Los niños con este reflejo sin integrar posiblemente no hayan gateado o no lo hayan hecho de una forma adecuada o no el tiempo suficiente.

Este reflejo también esta muy relacionado con la coordinación mano-ojo pues al trabajar con el patrón de este reflejo, el niño mira a una mano y a otra. También se trabaja con la acomodación cerca-lejos. Se ha visto que tribus que no dejan a sus bebés en el suelo por miedo a ciertos animales no desarrollan visión cercana. 

Los niños con este reflejo sin integrar suelen adoptar malas posturas, por ejemplo, se tumban sobre la mesa para escribir o se sientan en el suelo con las piernas en forma de “w”.

En general estos niños tiene pobre cordiación, son malos en los deportes, no consiguen seguir una pelota en movimiento, les es difícil aprender movimientos sincronizados, y presentan problemas de atención y concentración.